CRISTINA CIFUENTES AUTORIZA MANIFESTACIONES DE FASCISTAS Y PROHÍBE LAS CONTRARIAS

Mariano Rajoy, Presidente del gobierno, Cristina Cifuentes, Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid y Esperanza Aguirre, entonces presidenta de dicha comunidad.

Mariano Rajoy, Presidente del gobierno, Cristina Cifuentes, Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid y Esperanza Aguirre, entonces presidenta de dicha comunidad.

El día 1 de mayo el Sindicato de Trabajadores Nacional Sindicalistas, de corte franquista, al grito de Viva Franco y cantando el cara  al sol con la mano alzada a la antigua usanza de la guerra civil y todo el periodo dictatorial de dicho y lamentable gobernante fascista, recibieron la autorización de Cristina Cifuentes, delegada del gobierno nacional en la comunidad de Madrid. Sin embargo los llamados antifascistas no la obtuvieron, la policía nacional les retiró las pancartas y  fueron identificados por de cara a las sanciones administrativas pecuniarias que dicha delegación impone a las personas que osan desafiar el orden preestablecido por el Partido Popular. Las multas, que pueden ser de miles euros, son enviadas meses después a los domicilios de los que ejercieron el derecho de libre expresión en un país que se dice es democrático. Posteriormente, tras proteger la policía a los grupos fascistas, sus opuestos fueron perseguidos por varias calles del centro de la capital de España. Las imágenes siguientes demuestran la realidad ideológica del partido gobernante.  Estas escenas no son nuevas y ya se han producido varios incidentes, hasta el punto de obligar a los policías a llevar su número de identificación en la espalda de sus uniformes, ante la indefensión de unas fuerzas de seguridad que parecen haber no aprendido que Franco murió en 1975 y que en su labor no aplican los principios constitucionales de la forma correcta, sino las órdenes de la delegación del gobierno, dirigida por el Partido Popular.

Estos comportamientos no son los propios del parlamento, sino de lo que quiere hacer parte de la clase política con la sociedad española: que no proteste, que baje la cabeza y no ponga en cuestión la supuesta superioridad de un falso primer mundo en España, cuando en realidad se está convirtiendo en otra cosa.

Este vídeo lo ilustra bien claro.

Fte:

http://www.publico.es/espana/454689/cifuentes-detiene-a-antifascistas-para-proteger-a-los-partidarios-de-falange

ÁNGEL VILVOORD

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.