Y AHORA TIJERETAZO AL SALARIO MÍNIMO. ¿QUIÉN DA MÁS?

descarga (1)Fue el Presidente del Banco de España el que afirmó la conveniencia de eliminar el salario mínimo interprofesional, establecido en 648 euros, uno de los más bajos de Europa. Ha sido Esperanza Aguirre la que califica de hipócritas a los parados que están en contra de que se apruebe esta medida y es la OIT la que pone la voz de alarma. De aprobarse ésta  se incrementaría la precariedad laboral, la pobreza y se pondría en riesgo no ya el consumo privado sino incluso el cumplimiento del déficit exigido por Bruselas para los próximos años. ¿Qué es más importante para un país, generar puestos de trabajo a cualquier precio o garantizar un estado del bienestar con un nivel adecuado de consumo? Rebajar las condiciones laborales, tal como ha hecho el PP no conduce a otra cosa que a un status de pseudo esclavitud laboral, donde el trabajador se condiciona a los caprichos del empresario en cuanto a salario, horario y disponibilidad para estar enfermo, todo ello sumado a una reducción en la correspondiente indemnización por despido que, en caso de ser improcedente, es más fácil de realizar por la reforma del año pasado. Un país no puede funcionar con contratos basura de corta duración, salarios bajos y menos a disposición del empresario, el cual, sin seguir recomendaciones externas, puede establecerlo siguiendo criterios exclusivamente personales. Eso es lo que busca el Banco de España y un sector del PP. Claro que dicha reforma supondría un varapalo más par a su electorado, reducido ya a un veinti y tantos por cientos de todos los electores. En un momento en el que incluso Alemania se plantea establecer un salario mínimo ante el alto grado de precariedad laboral, que afecta a un 25% de los empleados germanos, en España se habla ahora de todo lo contrario en no pocos círculos, algo que, como mínimo, pone los pelos de punta sobre el futuro de España. ÁNGEL VILVOORD.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.