COMO ACABAR CON EL PARO QUITÁNDOSE EL MUERTO DE ENCIMA.

Para el gobierno del Sr, Rajoy que haya seis millones de parados es todo un problema. Teniendo en cuenta que la contratación indefinida ha bajado en un 60% en general y en un 80% para los desempleados de más de 45 años, muchos con cargas familiares inasumibles, con la reforma laboral probada, resulta imposible hacerse cargo de tal problemón  al ser ellos responsables de semejante caos. Recordemos que desempleo masivo equivale a bajo consumo interno y ello a más paro, razón por la que no se entiende que estos sujetos que se creen tan inteligentes hablen del final de la crisis. No resulta por lo tanto extraño que bajen la lista de parados al disminuir la población activa, aumenta el número de españoles que abandonan  su país al darlo como algo imposible y ser cada vez mayor el número de sujetos que no tienen derecho a contraprestación alguna por su situación de parado de larga duración. Claro que para el gobierno, tan irresponsable y mentiroso como siempre, eso es todo un éxito.

imagesPara reducir el paro, al ministerio se le ha ocurrido una medida de lo más imaginativa. Pagar a las empresas de trabajo privadas por cada solicitante que encuentra empleo, por muy precario que sea, además de llevarse un 15% de la ayuda del estado en el caso de que se descubra que labore de manera ilegal, en cuyo caso el pobre sujeto superviviente en un sistema decadente, además tiene que pagar una multa. Parece que el coste de los inspectores de trabajo ante los recortes es demasiado alto y para ello se le suelta el muerto a otras instituciones, por supuesto, no públicas. Teniendo en cuenta que con una ayuda de 400 euros es difícil llegar a fin de mes, eso si se vive con los padres y no se tienen cargas familiares, la medida sugerida por la ministra de trabajo suena a total dejación de sus propia responsabilidades, además de ser una falta de respeto.

Como siempre el PP vive fuera de la realidad, hasta que en las próximas elecciones sufra su merecido castigo, el único posible en un país donde la democracia se corrompe cada día un poco más.

ÁNGEL VILVOORD.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.