LA DEMOCRACIA ESPAÑOLA NO JUZGA A SU CREADOR.

EL GOBIERNO ESPAÑOL NO QUIERER NI OIR DE JUICIOS CONTRA EL FRANQUISMO.

descargaMaría Romilda Servini de Cubría es la encargada de llevar una causa judicial que lleva de cabeza al gobierno de España. Están juzgando delitos cometidos por el franquismo, algo que hizo que el Tribunal Supremo retirara a Baltasar Garzón de la carrera judicial por un delito de prevaricación. Entre los imputados aparecen Rodolfo Martín Villa, ex ministro franquista, José Utrera Molina, suegro del ministro de justicia español Alberto Ruíz Gallardón. En total son tres exministros, dos jueces especiales de la época y cuatro miembros de la policía política del franquismo. El suegro de Gallardón está acusado de firmar la sentencia de muerte de Salvador Puig Antig, anarquista y activista clandestino antifranquista, mientras Rodolfo Martín Villa lo es por el asesinato de unos obreros durante una huelga en Vitoria.

Del mismo modo que Baltasar Garzón  trató de juzgar a Pinochet por delitos de lesa humanidad, perseguibles por cualquier juzgado en cualquier lugar del mundo, Argentina quiere hacer lo propio con el franquismo, un régimen que ha dejado una reguera de más de 100.000 personas fallecidas en cunetas y aproximadamente casi 3.000 fosas comunes esparcidas por toda España, sin que el gobierno español tenga el menor interés en perseguir los delitos cometidos por el dictador.

De hecho el gobierno del Sr. Rajoy presentó al embajador argentino el malestar por dicho proceso y solicitó que se activara la comisión rogatoria, es decir que su naturaleza bilateral requiere del visto bueno de España para que las acciones sigan adelante, algo que dada la naturaleza ideológica del PP no va a ocurrir.

Es un hecho que las víctimas denunciantes, cuyos representantes se han reunido con una comisión de Naciones Unidas, intentarán al menos que dichos sujetos no puedan salir del país so pena de ser apresados por la INTERPOL.Gobierno-juicio-internacional-crimenes-franquistas-garzon-Argentina-_Memoria_historica_EDIIMA20130523_0602_5

Una vez más se demuestra que la democracia española no persigue el cumplimiento de los derechos humanos, tal como se supone de un régimen del primer mundo, sino que, siguiendo la inmunidad del franquismo decretada en 1977, se sigue en el régimen de transición  hacia una democracia real. Mientras no se reconozcan los crímenes del franquismo y el PP no pida disculpa o mire hacia el lado de la dignidad humana, está claro de parte de quién han estado, están y seguirán estando.

 

http://www.eldiario.es/sociedad/Gobierno-juicio-internacional-crimenes-franquistas-garzon-Argentina-_Memoria_historica_0_135437145.html

ÁNGEL VILVOORD.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.