ESPAÑA PASA HAMBRE HASTA EN NAVIDAD

imagesEn un país donde tres millones de hogares no tienen dinero para pagarse la calefacción en pleno invierno, los bancos de alimentos o instituciones que apoyan gratis a las familias que han pasado la frontera de la autosuficiencia y se ven obligados a pedir para sobrevivir, los políticos hacen caso omiso de la realidad, como si ésta fuera falsa. Es tal el divorcio entre la ciudadanía y la casta política en España que reconocer que se entra en un periodo de pobreza persistente y crónica en un país de la UE, debe de producir sonroja. En ciudades como Madrid, Valencia, Málaga o Cádiz, con altos niveles de miseria social, las demandas de alimentos han supuesto todo un exceso frente a los medios, pudiendo apoyar sólo algunas instituciones privadas a estas familias. La navidad, una fiesta de armonía y de ilusión para los niños españoles, se transforma una odisea en un país cada vez más injusto, desigual y con claras tendencias neoliberales que tienden a perpetuar la desigualdad social, mientras el presidente Rajoy se atreve a decir que España por fin salió de la depresión. Será él y sus socios, porque en cuanto a estas familias más les valdría que hubiese un cambio de política y, por qué no decirlo, de políticos, los cuales carecen en muchos casos de legitimidad moral para hablar en nombre de España.

descargaMientras tanto crece la pobreza, el hambre y la miseria hasta niveles impropios de una nación moderna y más normales en un país subdesarrollado. Son los propios ciudadanos los que ayudan a los propios ciudadanos, en una línea de conducta solidaria que rompe con las leyes mercantilistas, algo que el PP repudia, porque sólo así puede salir un país adelante, pero nunca con representantes indiferentes y actitudes en no pocos casos cercanas a la psicopatía.

Ángel Vilvoord

http://www.espiaenelcongreso.com/2013/12/24/colapso-en-los-comedores-sociales-de-espana-por-el-dia-de-navidad-pero-los-politicos-lo-ocultan-o-lo-niegan/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.