EL TRATADO DE LIBRE COMERCIO ENTRE EUROPA Y EEUU PUEDE SUPONER UNA LIMITACIÓN DEMOCRÁTICA.

imagesUn estado europeo aprueba una ley que va contra los intereses de una fuerte multinacional y ésta, a ver vulnerados sus ingresos previstos, acude a un tribunal internacional de arbitraje, no sometido a las leyes del país que aprobó las medidas, para que estén a gusto del consumidor. Ello puede ocurrir también con cualquier directiva europea, de acuerdo con el diario público y uno de sus testimonios.

El resultado de todo ello no es otra cosa que la ruptura de la soberanía de los gobiernos, los cuales se verían obligados a tomar las decisiones siguiendo directrices externas y en contra de los intereses generales de sus respectivas poblaciones, muchas azotadas por la crisis económica que estalló en el año 2008 y que aún promete más sorpresas.

The guardian ya ha publicado que el 75% de las directivas europeas ya están influidas por los lobbies, algo que pone los pelos de punta en una situación en la que la estabilidad democrática de europea ya es un mero títere que otros manejan con hilos tan finos que no se ven las manos de  quien los mueve.

Se hace urgente no sólo una toma de conciencia sino de lucha cívica contra las instituciones para impedir que la vida de los ciudadanos europeos estén en manos de empresas que actúan de manera más que indecorosa, privan a los gobiernos del control de su convulsionados países y generan inestabilidad, tal vez en su propio beneficio o tal vez como consecuencia ineludible de su propia codicia. Si quien gobierna es sólo la mano que mueve otra más mezquina, no se sabe para qué sirve la democracia de la que tanto hablan y presumen, en los supuestos mal llamados países del primer mundo, donde, si no se evita, se impondrá el fascismo del capitalismo en toda su crudeza.

http://www.publico.es/politica/521575/las-multinacionales-escaparan-al-control-politico-con-el-tratado-de-libre-comercio-ue-eeuu

http://corporateeurope.org/sites/default/files/ttip-regulatory-coherence-2-12-2013.pdf

http://www.theguardian.com/world/2014/may/08/lobbyists-european-parliament-brussels-corporate

ÁNGEL VILVOORD.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.