DESDE LIMA CON AMOR

EL CUENTO DE LA DEMOCRACIA ESCRITO DESDE LA CIUDAD DE LIMA.

Cuando Grecia creó la democracia lo hizo pensando en la participación de su pueblo en la gestión pública y ni entre ellos todos eran iguales. Los esclavos y las mujeres estaban excluidos. 25 siglos después nada ha cambiado, yo diría que ha empeorado.

El sistema parlamentario peruano, que en nada se diferencia del que cualquier otro país europeo, salvo en aspectos externos, no se libra de la tendencia de esta centuria. Claro que nadie se ha percatado de ello. Para ello echemos un vistazo a Europa.

descarga (3)El viejo continente está viviendo una crisis de tal calibre que no se trata de una simple y cíclica convulsión no, sino de una transformación. En la actualidad se puede decir que la soberanía nacional o campo en el cada país decide por su propio bien, ha muerto. Sólo los burócratas de la Comisión Europea y del MEDE, organismos que gestionan el déficit público, pueden imponer las políticas que han de llevarse por motivos que ellos no están obligados a comprender como subir impuestos, reformar el sistema de pensiones o de jubilación, reducir partidas presupuestarias y un largo etcétera. Si a ello añadimos el apadrinamiento del Vaticano en casi toda Europa, con partidos gobernantes ligados al Opus Dei, la línea decisoria ya está trazada de ante mano. En Bruselas manda el neoliberalismo al estilo de principios de siglo XIX y en otros muchos campos la religión católica como en la edad media. Si no fuese porque no hay inquisición, la religión tiene un alto nivel de rechazo y se está despertando una nueva conciencia, yo diría que nada ha cambiado en siglos. Ningún gobierno señala al Vaticano con el dedo por su complacencia con políticas que van en contra de los derechos humanos básicos como la vivienda, el trabajo o el enriquecimiento ilícito. Sólo saltan los resortes cuando se propone el matrimonio homosexual, una reforma del aborto, la eliminación de la asignatura de religión en los centros educativos públicos, las leyes que dificultan la creación de centros que separan a los alumnos por sexos, siguiendo un modelo educativo clasista y discriminador o alguno piensa en la eutanasia para los enfermos graves; cuando eso no sucede la Iglesia se limita a apoyar al poder y éste le sirve con absoluta pleitesía, como es el caso del PP en España, cuyo gobierno está transformando a su país en un erial sólo para ricos.

images (1)Mas el factor que agrava todo esto es la crisis del capitalismo, tema que exigiría demasiada extensión y que trataré de explicar en sus puntos esenciales. Para empezar asistimos al final de un modelo en el que el sistema se autorregula como los futuros robots y, sin control, se ha deteriorado a niveles insólitos. Antes vivía sólo un tercio de la humanidad, los cuales se aprovechaban de las penurias del resto del planeta, al que sojuzgaban. Ahora el privilegio es para unos pocos. Del modelo participativo, en el que la riqueza se repartía y se permitía una vida aparentemente digna, se ha pasado a otro puramente especulativo en el que los seres humanos y sus derechos pasan a un cuarto plano. El beneficio rápido sin importar el medio se impone, el sistema ha perdido su imaginación pues ya ha agotado todos sus recursos técnicos al llevar a los mal llamados países desarrollados al colapso económico por la crisis del sector financiero, la cual aún no ha estallado en toda su dimensión. A pesar de ello los políticos y los miembros de organizaciones como el FMI siguen postulando por ideas tan rancias como las de Adam Smith: la no intervención del Estado (de hecho el estado del bienestar va a desaparecer en Europa a un ritmo trepidante) y el servilismo de la clase política a estos principios o empresas sedientas de dinero y recursos para llevarse el último filón, antes de que no haya nada para absolutamente nadie, en cuyo caso desaparecen sin más. Es lo que ocurrió en España con la burbuja inmobiliaria: créditos fáciles, dinero para todos, y masa de deudores para imponer las leyes de un capitalismo decadente y podrido a millones de personas que se verán sin escapatoria. Si el sistema no controla por el engaño lo hace por el miedo y este último medio es aún más efectivo. Mientras tanto la corrupción se convierte en un tumor que lo arrasa todo como manifestación de un privilegio, similar al de los reyes o aristócratas de la edad media, mientras el resto de los mortales estamos para servirlos.

En este proceso la palabra democracia se convierte en una vedette, en una momia vestida de historia porque quienes deberían de ejercerla o están sometidos o simplemente han sido absorbidos por la mentira y la manipulación de auténticas logias. Lo que tanto admira el pueblo peruano, Europa, no es más que un modelo obsoleto en el que la corrupción crece a tal ritmo que en nada se diferencia el viejo continente del nuevo mundo en ese sentido. La democracia se pudre y crecen los autoritarismos de corte económico, tras los cuales está el Estado para defender a sus amos y señores, sin importar los medios que hagan falta. Los gobiernos están secuestrados y el capitalismo global revela aspectos tan siniestros que en no pocos casos se puede considerar cuasifascistas.
images (2)Perú no se libra de la tónica, sumergido en una burbuja económica ( y ya sabemos los españoles qué ocurre después…), es un país sometido al estado de la corrupción desde que llegamos los españoles en el siglo XVI, tara de la que no se ha librado nunca. De hecho con la independencia se aplicaron políticas continuistas, de clase burguesa, al igual que en Europa por aquellos tiempos. De modo diferente, sin entidades supranacionales aparentes que puedan decidir qué medidas se toman desde Lima, el gobierno de Humala ha sucumbido al neocolonialismo económico de las empresas multinacionales que están expoliando los recursos naturales. Perú es un paraíso en medio del desierto. Europa no tiene casi nada, EEUU tiene un déficit económico tan brutal que cada dos por tres tiene que tomar medidas extraordinarias para cuadrar las cuentas y Perú puede vivir de su oro, el mismo que les quitamos los españoles, o mejor dicho les robamos y que otros quieren seguir haciendo como si fuera una potencia de tercera clase. La corrupción corre por la sangre de los estamentos políticos mientras siguen los desequilibrios sociales y la iglesia es la fuente ideológica de un sistema corrupto, amparándolo y haciendo que la gente de bien no se rebele contra ellos. La democracia peruana, pura apariencia al igual que la de Europa, se mantiene y alimenta de la aprobación externa, pero encierra la tentativa, latente en el viejo continente, de imponer regímenes más duros para que haya orden.

imagesEl último ejemplo de todo ello es la revocatoria del ayuntamiento de Lima. Un grupo de personas, ávidos de poder, quieren un cambio en el gobierno municipal y obligan a todos los limeños por ley a participar en una farsa democrática: someter a Susana Villarán a una posible revocatoria de su mandato. La decencia, la ética y la limpieza están reñidas con el quehacer político en un país donde las malas prácticas tienen siglos de historia, algo muy difícil de cambiar de la noche a la mañana. Los modernos golpes de Estado no se hacen con tanques, sino así, empleando los mecanismos democráticos para, por un lado, hacer creer al ciudadano que participa en las decisiones de su país o región, mientras por otro el beneficio de dicha acción es para  los que la promueven con total impunidad, amparados en la ley, la gran trampa tras la cual se arropan los grandes corruptos.

Conscientes de que mis opiniones como ciudadano español pueden causar extrañeza e incluso no gustar a muchos, no puedo hacer otra cosa que dar el aviso. La libertad, la justicia y el esfuerzo común corren serio peligro y es que Perú no es para nada inmune a las terribles amenazas que están por venir sino activamos nuestra conciencia.

ÁNGEL VILVOORD.

HIPOCRESÍA, CORRUPCIÓN Y RELIGIÓN A LA ESPAÑOLA.

Cuando llegamos los españoles trajimos lo peor de lo peor. Los más cutres e incultos vinimos a destruir un imperio y les enseñamos a los indios a ser corruptos, poner la buena cara al blanco y seguir con sus rituales por detrás. Así el peruano ha aprendido a tener una máscara como puro mecanismo de defensa, lo cual no es extraño teniendo en cuenta la barbalidad que supusieron casi tres siglos de conquista arrasadora y cruel.

Con el siglo XIX llegaron los tiempos de la independencia y henos aquí con que, mediante la aplicación de la idiosincrasia racista de la colonia, se crea un país llamado Perú. En todo este proceso la religión católica, para mí una secta, ha dirigido todo el proceso de manipulación mediante el miedo y el castigo inquisitorial durante siglos, primero, y segundo acaparando todos los sectores ideológicos, desde el educativo hasta el político. De hecho la extraña mezcla entre catolicismo y nacionalismo peruano es muy significa en lo que ellos denominan valores.

Para este país todo es apariencia, todo está medido, todo está encorsetado. Las opiniones se expresan con cautela y nada de salirse de guión. La izquierda se confunde con el terrorismo de Sendero Luminoso, cuando no tiene que ver ya que hay muchos terroristas que son bien de derechas y ser un  bárbaro es cuestión de ser inmoral, cuando alguien con mentalidad progresista y protectora de los derechos humanos no tiene relación con lo que hicieron unos locos hace 20 años.  Por otra parte dado que la hipocresía es innata en la ideología católica, de la misma forma que robaban muchos españoles y seglares de la época colonial, amparados por el poder, no pocos peruanos han aprendido que mediante la mentira todo es más fácil de conseguir, llegándose a un extremo en el que la corrupción está completamente institucionalizada, desde los gobernantes hasta las reglas que rigen no pocas relaciones sociales. Eso sí, que nadie ataque la esencia nacional, a pesar de que la mancillan todos los días.

En un país con grandes desequilibrios económicos y sociales, con una conflictividad  en aumento en zonas periféricas de la sierra y selva, se vive con orgullo un boom económico que no responde a otra cosa que un proceso de burbuja financiera e inmobiliaria. Los anuncios señalan lo fácil que es obtener una tarjeta de crédito, un apartamento, un coche, hasta te multiplican tu salario por siete y casi nadie parece percatarse de lo que se les avecina. Cuando lo inteligente es invertir en cultura, educación y proyectos sociales como los sanitarios, por ejemplo, las multinacionales hacen su agosto. Telefónica ha conseguido una licencia de monopolio de cerca de 20 años, a pesar de expoliar y abusar de lo lindo durante mucho tiempo, tal como lo hicimos los españoles en nuestros tiempos. ¿Se ha librado Perú de la conciencia colonial? Claro que eso le viene de miedo a la compañía española la cual en su país no se come una rosca.

Mientras se piensa que se vive  en una magnífica democracia, en un sistema más o menos justo, al estilo europeo que se busca copiar en vez de centrarse los gobernantes en los verdaderos problemas de los ciudadanos. Perú no es ajeno a la corriente neoliberal, así como tampoco lo es a la tendencia de la institucionalización democrática, es decir, sólo en la forma, mientras en el fondo se vuelve completamente caciquil, algo que ocurre también en España.

Este país tiene la oportunidad de hacer un cambio. Del grado de educación de sus ciudadanos depende que, bien Perú avance, o que se convierta en una vieja reliquia de lo que pudo ser y nunca fue.

ÁNGEL VILVOORD.

REFORMA DEL SERVICIO MILITAR SÓLO PARA POBRES.

descarga (1)En una modificación legal se puede ver cuál es el espíritu de muchas  de las leyes peruanas, centradas en la burocracia y los trámites engorrosos, ante la ausencia de personas alistadas, y, para evitar la impopularidad de los sectores económicos opulentos, a los que no conviene molestar mucho, el ministro de defensa peruano lanza su as: el servicio militar, tanto para hombres como para mujeres, será obligatorio, salvo para los que puedan pagar una multa de 1.800 soles, o el equivalente de unos 500 euros. De esta forma quienes tengan tal suma de dinero quedarán exonerados de esta obligación con la patria, mientras los que no puedan hacerlo se verán obligados a sufrir en el cuartel las mil y una novatadas y valores del nacionalismo más patrio, como si una guerra se fuera a producir con Chile de la noche a la mañana.

De esta forma el gobierno de Humala establece la diferencia entre los ricos y los pobres, los que tienen capacidad adquisitiva y los que no, tratados éstos últimos con una dureza fuera de lo común que genera una discriminación que pudiera ser, a todas luces, claramente inconstitucional. Las leyes han de estar hechas para el bien común y para todos; lo que implica desigualdad o privilegio en el trato no es democracia sino una ejecución de decisiones arbitrarias, injustas y tendentes a mostrar un claro mensaje: el fin justifica cualquier medio.

Afortunadamente el Tribunal Constitucional ha anulado esta medida por vulnerar varios artículos de la carta magna de aquél país. Sólo quedan por ver los posibles intentos para controlar también este órgano del gobierno por parte del partido de Humala y Perú Posible.

ÁNGEL VILVOORD

 

PERÚ, UN PAÍS EN CRECIMIENTO ECONÓMICO Y EN INVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA.

descarga (1)Perú, uno de los supuestos países emergentes, se encuentra a las puertas de un callejón sin salida. Con una evidente burbuja inmobiliaria y financiera, del mismo tipo que ha conducido a España a una crisis gravísima, el gobierno de Humala no sólo no toma conciencia de la situación sino que intenta controlar los mecanismos del poder sea como sea. En la actualidad el volumen de deuda medio de las familias es de 14.000 soles con las entidades financieras, en un momento en el que recibir un crédito bancario es bastante fácil, mientras un apartamento en San Isidro cuesta 400.000 dólares, unos 340.000 euros, el mismo precio que en plena burbuja española. Se dan los mismos pasos para la hecatombe en un gobierno ciego que no sabe a lo que se enfrenta. El estallido de la burbuja no es una broma ya que supone la destrucción del tejido económico y social de un país durante años, en los que la depresión se convierte en norma y regla. En España el paro ha pasado del 7  casi el 28 por ciento en poco menos de cinco años. ¿Es consciente el Sr. Humala de eso? Parece que no.

Además en un país donde los derechos laborales casi no existen, donde el despido es gratis, donde los salarios son irrisorios (la media de supervivencia en Lima, por ejemplo, es de 850 soles, una cantidad insuficiente para vivir, ello por no hablar de trabajos con sueldos inferiores), todos los esfuerzos del gobierno de Humala tienen ese propósito. La propuesta de reforma universitaria, por ejemplo, tiene ese fin, que no es otro que condicionar ese ámbito al capricho del Estado y de quienes los controlan, proponiendo medidas como autorizar a la policía y al ejército meterse en las universidades si el rector considera que hay riesgo de delito, una medida puramente fascista, todo ello sin tener en cuenta la retirada de derechos y el no incremento en los gastos de educación pública; por lo tanto una protesta no declarada, al estilo chileno o del 15M, con asamblea o encierro podría provocar un incidente grave en algunas mentes más que retrógradas, aunque se haga por la vía pacífica. Muy en la línea internacional, parece que el poder político quiere protegerse contra una sociedad que puede llegar a ser peligrosamente consciente. ¿Para cuándo entonces un estado democrático en Perú si cuando hay bonanza económica no se toma la decisión correcta? ¿Y si esta bonanza no fuese real? Una reducción en el gasto, un intento de privatización y un control cuasi policial del estudiante entra dentro del “cállate para que no hagas problemas y no descubras que todo es mentira”.

La reciente reforma del Servicio Civil es otro ejemplo: eliminar el derecho de sindicación, de huelga, así como la negociación colectiva, está en la línea de la reforma elaborada por España en el año 2012, sólo que Europa está en crisis y se supone que Perú no, algo paradójico. Quizás, vuelvo a decir, la cuentas no van tan bien como dicen y necesitan una coartada para echar a unos cuantos miles de funcionarios públicos como en muchas Comunidades Autónomas o Estados Federales españoles.

Una política torpe no conduce a soluciones inteligentes e insisto, el riesgo de un estallido social en Perú está cada vez más cercano, sobre todo si durante décadas ningún gobierno se  ha preocupado por tener un pueblo con  cierto nivel cultural, de conciencia y de capacidad de consenso.

ÁNGEL VILVOORD.

Anuncios

13 respuestas a DESDE LIMA CON AMOR

  1. I feel other sorts of homepage owners ought to have a look at this kind of online site as a model. Genuinely clean and straightforward style, along with excellent website content! You are very skilled regarding this particular niche 🙂

  2. Pingback: fsgb80v7cbwe

  3. Pingback: kim kardashian leaked photos

  4. Pingback: kim kardashian engaged

  5. Pingback: SEO Manchester

  6. Pingback: Antispam

  7. Pingback: water ionizers

  8. Pingback: mattbacak

  9. Pingback: depot online

  10. Pingback: Matt Bacak

  11. Pingback: modèle de facture auto entrepreneur

  12. Pingback: ibhciupshuwen1

  13. Gabriela Cuba dijo:

    Definitivamente poco ha cambiado desde la colonia, ahora usamos jeans, otros términos en el lenguaje y hemos mejorado en algunos aspectos, pero, no hay que olvidar JAMÁS que seguimos manteniendo un sistema corrupto que nos agrede constantemente. No tenemos reyes, pero nos cuesta una gran suma de dinero toda la burocracia que conforma el estado, desde el presidente hasta el empleado de la limpieza, pasando por cientos de asesores, embajadas y consulados alrededor del mundo; también está la nobleza transformada en multinacionales o clase alta que siempre están recurriendo al estado (o sea a los ciudadanos) para lograr incentivos económicos; seguimos sosteniendo a la milicia, o sea todas las fuerzas armadas del país; a la iglesia católica con sueldos y exoneración de impuestos, incluidos los de limpieza y alumbrado público; y no nos olvidemos de la sunat, que ha venido a reemplazar a los esbirros del rey, quienes llegaban a una comunidad y exigían a los parroquianos el pago de impuestos y si no lo tenían, les quitaban las gallinas, los cerdos o la cosecha; ahora nos confiscan las cuentas bancarias, la casa o el coche, sin ningún miramiento y como si los ciudadanos fuéramos unos delincuentes, justamente esos ciudadanos que pagamos sus sueldos todos los meses ¿paradójico no?
    Para que haya algún cambio la gente tendría que tomar conciencia de lo que sucede y cómo nos agreden y nos roban, porque finalmente, como dije al principio, somos nosotros los que mantenemos este nefasto sistema, sin olvidar que los enemigos están en casa y es nuestra gente la que firma los acuerdos, los convenios, las negociaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s